¿Cuál es la enfermedad nacional que envenena la vida de los peruanos según Mario Vargas Llosa?
May01

¿Cuál es la enfermedad nacional que envenena la vida de los peruanos según Mario Vargas Llosa?

En El pez en el agua, autobiografía de Mario Vargas Llosa, publicada en 1993, el escritor peruano narra importantes pasajes de su vida, como su niñez (resalta la dura relación que tuvo con su padre), juventud, vida universitaria, actividad literaria y la conocida trayectoria política que lo llevó a postular a la presidencia del Perú en 1990, cuando perdió en segunda vuelta contra Alberto Fujimori. Entre diversas anécdotas del libro, el novelista no solo narra sucesos sino también opina –como también lo hace en diversos artículos y ensayos– sobre la idiosincrasia peruana, la política, el poder, la Literatura, entre otros temas. En las primeras páginas de El pez en el agua, por ejemplo, Vargas Llosa cuenta la relación conflictiva entre sus padres (Ernesto y Dorita), quienes se separaron a los pocos años de iniciar una relación que terminó con la “huida” de este. Según la familia de Dorita, la ruptura fue debido al mal carácter de Ernesto y sus celos enfermizos, sin embargo el escritor aclara en el libro que se trató de un problema más profundo, de una “enfermedad nacional que envenena la vida de los peruanos: el resentimiento y los complejos sociales”. Leamos este extracto: “Pero la verdadera razón del fracaso matrimonial no fueron los celos, ni el mal carácter de mi padre, sino la enfermedad nacional por antonomasia, aquella que infesta todos los estratos y familias del país y en todos deja un relente que envenena la vida de los peruanos: el resentimiento y los complejos sociales. Porque Ernesto J. Vargas, pese a su blanca piel, sus ojos claros y su apuesta figura, pertenecía —o sintió siempre que pertenecía, lo que es lo mismo— a una familia socialmente inferior a la de su mujer. Las aventuras, desventuras y diabluras de mi abuelo Marcelino habían ido empobreciendo y rebajando a la familia Vargas hasta el ambiguo margen donde los burgueses empiezan a confundirse con eso que los que están más arriba llaman el pueblo, y en el que los peruanos que se creen blancos empiezan a sentirse cholos, es decir, mestizos, es decir, pobres y despreciados. En la variopinta sociedad peruana, y acaso en todas las que tienen muchas razas y astronómicas desigualdades, blanco y cholo son términos que quieren decir más cosas que raza o etnia: ellos sitúan a la persona social y económicamente, y estos factores son muchas veces los determinantes de la clasificación. Ésta es flexible y cambiante, supeditada a las circunstancias y a los vaivenes de los destinos particulares. Siempre se es blanco o cholo de alguien, porque siempre se está mejor o peor situado que otros, o se es más o menos pobre...

Read More
Mira todos los capítulos en línea de “El narrador de cuentos”
Ene28

Mira todos los capítulos en línea de “El narrador de cuentos”

Falleció John Hurt, el recordado protagonista de El narrador de cuentos, una serie de 13 capítulos que representaban cuentos clásicos europeos. El programa de televisión, creado y producido por Jim Henson en 1987, acompañó a varias generaciones de todo el mundo. Personajes como Hans “El erizo”, Juan “Sin miedo”, el Minotuaro, la Harapienta o el Gnomo, aún forman parte de los gratos recuerdos de muchos televidentes de todas las edades. John Hurt falleció a los 77 años, víctima de un cáncer de páncreas. Es conocido por sus papeles en El Hombre elefante, Expreso de medianoche o en las películas del mago Harry Potter. El actor participó en 9 de los 13 capítulos de El narrador de cuentos. Los otros cuatro fueron presentados por Michael Gambon, siempre con el acompañamiento de un simpático perro parlante. A continuación, presentamos todos los capítulos en línea, colgados en Youtube: 1. El soldado y la muerte 2. Juan sin miedo 3. El niño afortunado 4. Cuando me faltó un cuento 5. Hans, mi pequeño erizo 6. Los tres cuervos 7. La Harapienta 8. El gigante sin corazón 9. La novia verdadera 10. Teseo y el Minotauro 11. Perseo y la Gorgona 12. Orfeo y Eurídice 13. Dédalo e...

Read More
Arequipa: Censuran muestra artística que abordaba temas de género y homosexualidad
Dic22

Arequipa: Censuran muestra artística que abordaba temas de género y homosexualidad

OUTSIDE 5, así se llamó la exposición que estaba abierta al público desde el 7 al 20 de diciembre en la sede de la Alianza Francesa de Arequipa. Este proyecto de arte contemporáneo que abordaba críticamente el concepto de identidad “como una construcción cultural, política, económica, ética, sociológica, teológica, racial o de género” estaba programada hasta el 30 de diciembre, pero cerró de manera intempestiva. ¿Qué pasó? Según nos cuenta Jesús Álvarez, uno de los diez expositores, el sorpresivo cierre sería debido a dos obras suyas. Una de ellas simulaba la felación a la Catedral de Arequipa y la otra era la bandera de dicha ciudad, pero “travestida”. Pese a que al principio la instalación en conjunto tuvo el visto bueno del director del centro y del encargado del área de Cultura, esta tuvo que cancelarse debido a numerosas quejas, las cuales consideraban a las mencionadas obras como “una falta de respeto y una ofensa contra la imagen de uno de los principales emblemas de la ciudad”, según informó un comunicado de la Alianza Francesa (Lee el documento aquí). Milko Torres, el curador de la exposición, asegura que este hecho “es un claro atentado contra la libertad de expresión y pensamiento de los artistas, que no se ha manejado de forma transparente”. El artista considera que esta “censura ha venido por presión de personas muy poderosas en Arequipa” y que “todo se ha hecho de manera oscura, no habido transparencia de parte de estas personas que han sido molestadas con la exposición y que los argumentos de la Alianza Francesa no explica nada”. Sobre el proyecto y los artistas Como indica la organización, el conjunto de las obras del OUTSIDE 5 “propone, desde la creación artística, nuevas fuentes para la construcción dinámica de una identidad cultural inclusiva. Se abordan cuestionamientos a la identidad nacional y regional desde una perspectiva crítica”. La pregunta que se hacen los artistas es: “¿Hasta qué punto se ha articulado una definición de identidad arequipeña desde los mismos pueblos que habitan la ciudad, a través de sus pensadores, escritores, artistas y otros?” En ese contexto, Jesús Álvarez, artista plástico arequipeño de 32 años, presentó un conjunto de obras ligadas al “post porno marica”, como él lo llama. “El año pasado hice una infografía con el mismo contenido”, nos cuenta y asegura que antes no ha tenido un problema similar. El artista se refiere a la muestra “Arequipa es chocollo” que se presentó en el OUTSIDE 4. El término “chocollo” es un arequipeñismo que significa “marica”, “cobarde”. Álvarez explica que usa ese término para designar sobre todo a los homosexuales que vivieron en las chacras con...

Read More
El viejo y la isla: Cuba en la vida de Ernest Hemingway
Dic05

El viejo y la isla: Cuba en la vida de Ernest Hemingway

La biografía de Ernest Hemingway (1889-1961) está revestida con cacerías, corridas de toros, mujeres, bohemia literaria e incluso conflictos armados. Los pasos que dio por diversos lugares del mundo hicieron que su vida sea tan interesante como los libros que escribió. De todos los países que recibieron al escritor estadounidense, Cuba es uno de los más importantes, ya que la isla lo acogió una buena temporada de su existencia y, además, en este lugar urdió algunos de sus libros más conocidos. En las primeras estancias en Cuba, entre 1932 y 1939, Hemingway frecuentaba el hotel Ambos Mundos, ubicado en La Habana Vieja, entre las calles Mercaderes y Obispo. Allí, se alojaba en la habitación 511, lugar que hasta hoy es uno de los lugares más frecuentados por los turistas. Pero la casa, el hogar que acogió al escritor hasta casi al final de sus días fue la Finca Vigía, un lugar apartado de la ciudad. Ernest Hemingway era un nómade que se trasladaba a cualquier parte del mundo con la misma facilidad con que cambiaba su estado de ánimo. Del hotel Ritz en París podía regresar intempestivamente a EE.UU. y si, por ejemplo, necesitaba escribir sobre toros, iba a España para tener contacto directo con los propios cuernos del animal. Si había tiempo, se daba una escapada por África para traer consigo algunas cabezas para disecar y llevarlas a la Finca Vigía, lugar donde pasó la tercera parte de su vida. En su biografía sobre Hemingway, Anthony Burgess (célebre creador de La naranja mecánica) describe así al hogar que acogió al viejo Hem: “Finca Vigía, o Lockout Farm, era un enclave de riqueza y orden en una ciudad cubana empobrecida y deteriorada. Había trece acres de jardines y huertos, pastos para vacas, frutales y un enorme árbol ceiba cuyas raíces amenazaban con partir el suelo de la casa principal. Había una casa de huéspedes de madera blanca y una torre cuadrada pensada como retiro para trabajar, aunque era principalmente el hogar de los treinta gatos de la finca. Había tres jardineros, dos doncellas y un hombre que cuidaba los gallos de pelea. Había tres perros, incluyendo uno llamado ‘Black Dog’, que se echaba a los pies de su amo mientras escribía”. En este lugar, ubicado en San Francisco de Paula, el escritor se sentía cómodo, pero la comodidad no era su estado natural y, cuando mejor lo trataba la isla, dejaba los daiquiris del bar “Floridita” y los mojitos de “La bodeguita del medio” para escaparse otra vez al resto del mundo. Burgess cuenta que Hemingway, a punto de cumplir los 50 años, estaba bloqueado. Era criticado por escribir...

Read More
Diego Lino: “Para entender la poesía hay que ser inocentes y tener el corazón limpio”
Oct22

Diego Lino: “Para entender la poesía hay que ser inocentes y tener el corazón limpio”

Escribe: Julio Barco* El invierno termina en la capital y las enfermedades respiratorias afloran con más fuerza con el cambio de clima. El tráfico es un animal que ataca sin clemencia y nos deja las caras duras, largas, esmirriadas. En ese paisaje de violencia cotidiana, el poeta Rodolfo Hinostroza lanza una carta incendiaria y peligrosa solo porque exige respeto al trabajo del poeta: “¿Y usted cree que la poesía no es trabajo, señora?”, le dije. Balbuceó algo como que en Bolivia no era así. “Pero estamos en el Perú, señora”, le dije, “y la Constitución de mi país prohíbe el trabajo no remunerado, de modo que no cuente usted conmigo para este evento ni para ningún otro”. “¿Para qué sirve la poesía?”, muchos se preguntan, y aunque algunos han pontificado sobre su inutilidad, todavía nacen y se reproducen poetas en proporción geométrica. ¿Para qué sirve? ¡Qué importa! Y vamos en busca del poeta Diego Lino, autor del libro Música para tarántulas (Lima, 2016, editorial Celacanto). Desde la infancia, el autor se vinculó con el mundo del rap; es además fotógrafo y pertenece al grupo literario Rara Avis, donde también están Giancarlos Saravia, Feliciano Mejía, Grover Gonzáles, Jhonatan Eugenio Rojas y Fernando Ribeyro (próximo a estrenar libro). Nos sentamos afuera de una bodega, en las calles cobrizas de domingo en Santa Anita. En tu poesía, dialogas con otros poetas de otras generaciones, como Javier Sologuren o Whitman, por ejemplo. ¿Qué te atrae de esos autores? Poetas como Sologuren, Whitman, Westphalen tienen una visión unitaria, un monismo, una visión de la naturaleza como una sola cosa y explícitamente eso era lo que yo buscaba más allá de la poesía, más allá de la palabra, yo buscaba esa verdad. Creo que hay una parte en Hojas de hierba cuando Whitman dice “nos han engañado durante mucho tiempo. Pero ahora somos dos dentro de la manada, somos dos peces nadando en el mar”, y comienza a explicar una especie de panteísmo. Lo mismo hace Sologuren, leyéndolo encuentras esa unidad y creo que él tiene mucha influencia de pensamiento oriental que también tiene este panteísmo filosófico. Y es lo que intuitivamente he buscado durante toda mi vida, ahora yo lo sé. Diego, ¿qué puede comunicar un poema?, ¿cuáles son los límites de lo que se puede comunicar poéticamente? Hay una imagen de Sologuren: “pena con que hiere una imagen a su espejo”. Es un verso. Yo no sé qué quiso decir Sologuren pero siento la imagen, una verdad brutal, lo veo y es verdad. Eugenio Montejo tiene un verso: “Se duermen los amantes y atrás el mar”. Nada más, te dice cosas así. Basho...

Read More