Esta es la carta más fatalista que escribió César Vallejo a un amigo
Ene04

Esta es la carta más fatalista que escribió César Vallejo a un amigo

Durante su estancia en Europa, el poeta peruano César Vallejo escribió numerosas cartas de todo tipo, sobre todo a sus amigos y familiares. A través de estas misivas se puede conocer un poco más sobre la personalidad del autor de Trilce y Poemas Humanos. Hace poco estuvimos revisando la Correspondencia completa del poeta, publicada por la Pontificia Universidad Católica del Perú y nos topamos con esta carta que es quizás una de las más dolorosas y fatalistas que hemos leído en nuestras miserables vidas. Se trata de una dirigida a su amigo y también poeta Pablo Abril de Vivero, quien mantenía una correspondencia con Vallejo cuando ambos estaban en Europa. En la carta, Vallejo le cuenta lo mal que se siente debido a una reciente operación a los intestinos.   París, 19 de octubre. 1924 Mi querido Pablo*: Parece que la mala suerte sigue empecinada en herirme. Esta carta la escribo desde el hospital de la Charité, Sala Boyer, cama 22, donde acabo de ser operado de una hemorragia intestinal. He sufrido, mi querido amigo, veinte días horribles de dolores físicos y abatimientos espirituales increíbles. Hay, Pablo, en la vida horas de una negrura negra y cerrada a todo consuelo. Hay horas más, acaso, mucho más siniestras y tremendas que la propia tumba. Yo no las he conocido antes. Este hospital me las ha presentado, y no las olvidaré. Ahora, en la convalecencia, lloro a menudo por no importa qué causa cualquiera. Una facilidad infantil para las lágrimas, me tiene saturado de una inmensa piedad por todas las cosas. A Menudo me acuerdo de mi casa, de mis padres y cariños perdidos. Algún día podré morirme, en el transcurso de la azarosa vida que me ha tocado llevar, y entonces, como ahora, me veré solo, huérfano de todo aliento familiar y hasta de todo amor. Pero mi suerte está echada. Estaba escrito. Soy fatalista. Creo que todo está escrito. Dentro de seis u ocho días más creo que saldré del hospital según dice le médico. En la calle me aguarda la vida, lista, sin duda, a golpearme a su antojo. Adelante. Son cosas que deben seguir su curso natural, y no se puede detenerlas. He leído la respuesta bondadosa del Sr. Leguía, sobre la beca. Ojalá no me la quiten de las manos. Ya, cuando esté mejor le escribiré al señor Leguía, agradeciéndole. De todas maneras, le ruego, mi querido Pablo, no descuidarse de asegurar la beca. Desde mi lecho de infortunio, le envío mi abrazo fraternal y agradecido. CÉSAR _____________ *Pablo Abril de Vivero (Lima, 1894 – Montecarlo, 1987) fue un poeta, escritor y diplomático peruano, hermano del...

Read More
[Entrevista] Blanca Varela: “Esto es lo que me ha tocado vivir”
Nov23

[Entrevista] Blanca Varela: “Esto es lo que me ha tocado vivir”

En la siguiente entrevista realizada por Rosina Valcárcel en 1996 para la revista La Casa de Cartón*, Blanca Varela habla sobre sus inicios en la poesía, vida universitaria, estancia en París, producción literaria, feminismo, cine, arte, influencias, entre otros temas.   Texto de Rosina Valcárcel  Blanca Varela (Lima, 1926) tuvo que afrontar la dolorosa experiencia de perder a su hijo Lorenzo Szyszlo, fenecido en un trágico accidente de avión en el verano del 96. Sobreponiéndose a sus heridas, la poeta afrontó con estoicismo la situación. De inmediato recibió la solidaridad de viejos y nuevos amigos. Pero por esas misteriosas cosas que tiene la vida que suele compensar lo incompensable, su obra poética completa, hasta la fecha, se ha publicado en su integridad, bajo el rótulo de Canto Villano (México: FCE, 1996). Asimismo, por su brillante producción lírica mereció la condecorasen con la Medalla Internacional “Gabriela Mistral”, que otorga el gobierno chileno a las personalidades de la cultura de todo el mundo. Sin mayores preámbulos presentamos su palabra cálida y directa. INICIOS DE MUJER Cuando a los siete años garabateé mis primeros versos, mi abuela y mi madre reaccionaron como suelen reaccionar los seres que nos quieren: piensan que todos en la familia –entre comillas– son muy inteligentes. En realidad, en casa era una especie de costumbre hacer versos. Eso viene desde atrás, un poco también entre comillas. Quizás el hecho de haber sido criada en un hogar de mujeres influyó en mi capacidad de observar el mundo, el entorno. Creo que tenía mucho que hacer también el carácter particular del individuo, en este caso yo. Tenía cierta actitud congénita, digamos, para ser observadora y curiosa. Indudablemente la presencia de mujeres afinó en mí esa capacidad de mirar. Somos por naturaleza muy observadoras. Como el género femenino ha estado reducido a un papel secundario en la vida, de alguna manera ha tenido que callar y observar más las cosas. El otro día estaba leyendo sobre la percepción que tienen las brujas. De ahí reafirmo que la mujer es muy sensible, noto que una mujer tiene un grado de sensibilidad muy fuerte y si a eso le sumas algo de lectura, estudios, temperamento (inquisitivo en mi caso), a lo mejor el resultado es otro. Tengo mucha intuición, creo ser una persona muy intuitiva. A veces alguien me está diciendo alguna cosa y yo sé qué es lo que quiere, o tal vez eso es tener capacidad psicológica. Todo este asunto tiene que ver con la intuición. Hay una cosa muy animal detrás de todo esto. Las mujeres, en general, somos muy valientes. Afrontamos muchas cosas que aparentemente son poco importantes pero...

Read More
[Entrevista] María Rostworowski: “Somos un país acomplejado”
Sep18

[Entrevista] María Rostworowski: “Somos un país acomplejado”

Por Jorge Parodi / Revista El Zorro de Abajo*    Los peruanos reconocemos en lo andino –no en lo español– nuestro pasado ancestral. Este tipo de identidad histórica no es común a todos los países con historia colonial. Los peruanos además de reconocer nuestro origen andino, ensalzamos al incaico por la grandiosidad de su poderío y la inteligencia de su cultura. Sin embargo es una admiración falsa porque convive con nuestra terca ignorancia acerca de qué hizo, qué sintió, qué pensó y cómo vivió su pueblo. Al mismo tiempo la herencia viviente del incario ha sobrevivido de la conquista hasta nuestros días con la manera del desprecio. Indio, serrano, cholo: la palabra del desprecio nos divide entre quienes nos pensamos con derecho a proferirla y quienes debemos cargar con el estigma y la vergüenza. Pero la actuación del insulto por algunos y la carga de culpa por otros encierran también falsedad: son una coartada para intentar convertir en una pura realidad extrema (personificada en agentes concretos) lo que es un conflicto personal de todos los peruanos. Como dijo María Rostworowski, nuestra identidad colectiva está fracturada por dos falsedades que se hostilizan: un pasado idealizado convertido en su herencia avergonzada. Es quizás esta tragedia que sin excepción compartimos y que a todos nos reúne, lo más profundamente nuestro: nuestra tragedia, que nos hace igualmente peruanos. Acaso hablar de ella nos permita encontrar otras ocasiones para decir nosotros. Usted ha afirmado que los peruanos tenemos un complejo de inferioridad basado en una cierta versión de la historia del Perú… Claro, porque es acomplejante para una nación saber que un puñado de españoles (porque fue un puñado) vinieron y conquistaron todo un Estado. Es acomplejante y por eso los criollos y mestizos (porque ahora todos somos criollos y mestizos) tienen un resentimiento por el indígena que se dejó vencer tan fácilmente, sin comprender todo el trasfondo de la conquista, el porqué de lo ocurrido. Se diría que despreciamos al indígena porque lo culpamos de habernos legado una nación derrotada… Se lo ve como responsable de una tremenda derrota, porque no es una derrota cualquiera, es una “debacle” como dicen en francés, es un desastre. Y entonces se le culpa porque no supo resistir, porque no le hizo frente al español. Pero si se analiza la historia indígena uno se da cuenta qué pasó. Esto yo lo divido en dos partes: Uno, por lo motivos visibles, digamos, son la guerra de Huáscar y Atahualpa; y la superioridad técnica de las armas de fuego: falconetes, arcabuces, de las armas en general, las espadas, los caballos. Esas con las causas que siempre se mencionan, pero...

Read More
Carné de identidad de un poeta / Por Arturo Corcuera
Ago21

Carné de identidad de un poeta / Por Arturo Corcuera

  El poeta Arturo Corcuera se nos adelantó para viajar a la eternidad. Hoy, 21 de agosto, partió de este lugar de paso que es el planeta Tierra. El autor de 81 años nació en Trujillo, el 30 de setiembre de 1935. Corcuera es autor de obras como Noé delirante (1963), del cual se han publicado once ediciones; Primavera triunfante (1964), Las Sirenas y las Estaciones (1976), Poesía de clase (1968), Los amantes (1978), Parajuegos (2002) y (2006), por el que fue reconocido con el Premio Casa de la Américas, entre otros. Para conocerlo un poco más, él mismo redactó y leyó este Carné de identidad, un texto que presentó Casa América de España, en junio de 2016.   Carné de identidad de un poeta Biografía mínima y arte poética de Arturo Corcuera   Me preguntan a menuda qué hacer con la Literatura, y yo prefiero reflexionar sobre el quehacer de la Literatura. Este duro compromiso que asume el escritor, y que tiene mucho de placer y de tortura, de adicción por la belleza. “Ese vicio de las formas”, en el decir del poeta peruano César Moro. El arte creador nos procura deleite, pero al mismo tiempo nos demanda un trabajo de los mil demonios. La mayoría de escritores confiesa su temor frente a la página en blanco, quizás el mismo temblor que sentimos al acercarnos al cuerpo inédito de una mujer desnuda. Desfallecemos después del amor cumplido, como después de la apasionante faena de escribir. Siento que me arde la cabeza, vocifereaba Balzace, en tanto caía rendido sobre un torso de páginas. Cuántos almohadones habrá desvencijado. Escribir es hacer el amor, implica entrega y fatiga, gozo y oficio. “Es difícil hacer el amor pero se aprende”, concluye un conocido verso del poeta Antonio Cisneros. No siempre en la intimidad nos vanagloriamos del resultado; nos deja a veces un sabor a insatisfacción y frustración en los labios. En la poesía, como sabemos, hay dos momentos bien marcados: el del éxtasis, inspiración o iluminación -que constituye el instante mismo del alumbramiento; la llega del ángel o del duende, según Garcío Lorca-; y del trabajo en frío, arduo proceso de releer, corregir y cortar, añadir, borrar o consultar, y hasta desesperar de un excitante confrontación de las palabras. Faulkner sostenía que todo era cuestión de tener buenas posaderas. Recordemos a Octavio Paz, exclamando casi suplicante: “¡Chillen putas!”. Esta es una buena ocasión para hablarles de mi quehacer en la Literatura. No es fácil hablar de uno mismo, sin embago en un viaje rápido por mi poesía y mi vida, intentaré descubrirles mis sueños callados, mis relaciones amorosas de felicidad y desdicha...

Read More
Conoce al “ladrón ilustrado”, el joven que robó más 300 libros solo para leerlos
Ago19

Conoce al “ladrón ilustrado”, el joven que robó más 300 libros solo para leerlos

El pasado 28 de julio, diferentes medios internacionales publicaron la historia de un joven ladrón que era el terror de las bibliotecas públicas. Se trata de Flavio Fernando de Oliveira, un devorador de libros que fue arrestado por sustraer 384 libros con el único fin de leerlos. Sucedió en Itápolis, un distrito de Sao Paulo (Brasil), que era más conocido por ser el mayor productor de naranja a nivel mundial. El suceso se inició cuando la biblioteca de Itápolis reportó el robo sistemático de varios libros. Por las autoridades del recinto pusieron cámaras para detectar y denunciar a los delincuentes, pero para su sorpresa solo se trataba de un joven de 18 años, quien hacía lo mismo en otras bibliotecas. Flavio pedía prestado un par de libros, pero escondía otros más en su mochila y repitió la escena en varias ocasiones. Cuando lo detuvieron y lo llevaron a la comisaría local, el joven confesó su delito y que los libros sustraídos estaban en su casa, un predio ubicado en la periferia de Itápolis. Cuando ingresaron a su habitación, hallaron varios libros apilados, de distintos géneros. Todos ellos provenían de las cinco bibliotecas de la ciudad. Cuando le preguntaron a Favio por qué robó los ejemplares, respondió: “Sobre todo, los leía”. Los ejemplares, según las autoridades, estaban en buen estado. Algunos de seguro ya habían sido leídos y otros esperaban con ansias ser devorados por el joven brasileño. Los familiares de Favio estaban sorprendidos porque él les dijo que los libros eran prestados o regalados. Además, comentaron que el joven “desde pequeño, pasaba horas encerrado en su cuarto pasando páginas”. “Yo siempre le veo leyendo. Es mejor que estar todo el día en la calle, haciendo Dios sabe qué”, dijo su hermana. La pasión por la lectura, había crecido desde que Favio había terminado el instituto y esperaba estudiar Psicología, pero como no tenía esa oportunidad, tampoco un trabajo. Por ello, con el tiempo de sobra empezó a frecuentar las bibliotecas. “Me los llevaba para leerlos y pensaba devolverlos luego, pero acabé dejándolos en casa”, dijo Favio, según informó El País. Cuando le preguntaron por qué no los devolvió, respondió: “Lo siento, no me encuentro muy bien. Hay mucha gente llamando, haciendo bromas, diciendo cosas. La situación se ha vuelto desagradable”. La Policía de Itápolis aseguró que realizarán una investigación y delegarán a las autoridades de justicia el caso de Favio. Mientras tanto, los libros ya fueron devueltos a las bibliotecas. Sin embargo, no todo acabó mal. A los pocos días de conocerse el caso, la hermana de Favio llamó a una radio local para expresar una nueva preocupación ligada...

Read More
España: Antropóloga peruana sustentó en quechua su tesis doctoral
Ago04

España: Antropóloga peruana sustentó en quechua su tesis doctoral

Carmen Escalante, antropóloga y profesora de la Universidad San Antonio Abad del Cusco y descendiente directa del inca Yáwar Huácaq, sustentó su tesis doctoral en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla en el idioma de sus ancestros, el quechua. La peruana defendió su tesis doctoral Rugido alzado en armas. Los descendientes de Incas y la independencia del Perú. Las rebeliones de José Gabriel Tupa Amaru, los hermanos Angulo y Mateo Pumaccahua, a partir de la documentación inédita de los Tupa Guamanrimachi Ynga. Cusco, 1776-1825, ante un jurado que pudo entenderla sin problemas porque la traducción era proyectada en una pantalla. Con ello, se convirtió en la primera persona en sustentar en dicho idioma en el país ibérico. La investigación que ha desarrollado la tesis, según Escalante, pretende aportar un nuevo enfoque, el de una historia familiar, durante el difícil tránsito desde colonia a Perú independiente, así como la rebelión de José Gabriel Thupa Amaru Yunga. De esta forma, se analiza cómo vivieron estos hechos los descendientes de incas que estuvieron contra Thupa Amaru, consiguiendo más información acerca de esta etapa crucial en la historia de América Latina. “Este es un trabajo especial en mi experiencia académica. Los testimonios proceden del papel legado y conservado por nuestra familia desde tiempos muy remotos. Francisco Guamanrimachi, descendiente del Inca que llora, Yaguar Guacac, conservó los expedientes de la familia con la seguridad de que contenían la historia de los incas y ésta ha sido la motivación principal de mi tesis. Francisco era mi abuelo de adopción y yo no quería que su historia se perdiera porque él había dedicado muchos años a conservar sus expedientes, ya que eran importantes para la historia de la familia, los incas y la región de Cusco”, señaló la cusqueña. La antropóloga peruana decidió escribir la tesis en quechua por ser el idioma originario que hablaban y difundieron los incas en gran parte de Sudamérica, especialmente en su natal Cusco. “Ante todo, soy una mujer quechua. En el idioma materno es donde se pueden expresar los sentimientos y una visión propia de la cultura. Aunque los documentos estudiados se encontraban en castellano, eran fruto de una traducción desde quechua. El hecho de que pueda realizar la defensa de la tesis en la Universidad Pablo de Olavide en quechua es algo que saludamos porque es una reivindicación que hemos realizado en universidades peruanas como la de Cusco o Lima y que aún no es posible porque la legislación universitaria no lo permite. Únicamente se puede utilizar el castellano por ser el idioma oficial. Sin embargo, pensamos que esta decisión va a tener un impacto en esas universidades...

Read More