Manifiesto Rexluskiano

bandera peru 1821 

Soundtrack: RICHARD STRAUSS – SPRACH ZARATHUSTRA.

Existen muchas respuestas para una pregunta y un pisapapeles no sólo sirve para tirárselo en la cabeza al gerente sino también de ancla para una nave espacial.

Este manifiesto está hecho para mostrar cómo los peruanos podemos dominar el mundo. Algo que nos han negado  escuela, la iglesia, el gobierno y el matrimonio monofásico. Venga usted al futuro, conozca la Gradual Progresiva, una moderna ideología que hará bailar calatos en su tumba a Mariátegui, Marx, Mao y Miau.

En el torbellino de nuestros días, muchas cosas se dicen para salvar a la nación. La mayoría son tonteras. Todos rescatan las cenizas del pasado para cancelar nuestro futuro en prolijas declamaciones patrióticas; en verdad lo que rescatan son sus pingues intereses. Las pocas mentes lúcidas que intentan alumbrar el camino, son vilipendiadas, arrasadas, defenestradas, cubiertas del barro del improperio para ser finalmente ridiculizadas por idealistas. ¡No nos quejemos! Siempre ha sido así, al menos desde que se jodió el Perú. Pero, ¿posee el hombre actual, el hombre peruano las suficientes agallas para dejarse de jeremiadas y mamar directamente de la gloria? ¿Tendrá los greguescos bien puestos para llegar ser campeón? No olvidemos que todos (repitamos todos: “Todos”) los intentos para ganarnos el país, para conquistar el Perú, obtener justicia social, pan, caramelos y toffe han resultado sino vanos, incompletos, incomprendidos y desgraciados.

 

Sentimos simpatía por las buenas intenciones, tomaremos lo mejor de ellas pero no habrá inhibición para acusar a los que juraron por el dinero para comprar a sus deidades.

Dejamos sentado pues que hasta ahora abuelos, padres e hijos hemos evitado el camino del desarrollo total y esquivado el progreso tan bien que nuestro nombre ya es un paradigma, “cuando lo inverosímil se vuelve común, se llama Perú”, tanto así que la frase del buen Erasmo parecería que fue hecha para este atrofiado país: “In regione caecorum, rex est luscus”.

Es bueno entonces expresar lo que llamaremos en este MANIFIESTO como nuestras Especulaciones, que se llamarán así por la sencilla razón que no nos sentimos profetas, sabios, doctores, ingenieros, generales, iluminados, arquitectos ni amautas para definir con precisión, “estas no son promesas, estas son generalidades”. No somos pretenciosos, pero ya que todos han errado el tiro no estaría demás ver, por otro lado, haber si con paralelismo saliomos del hoyo.

Por ello, nos atrevemos a decir: (uno) El Perú está infectado por peruanos. No son los extranjeros que nos roban, no es el imperialismo el que nos cosecha. Somos nosotros mismos comiéndonos de la mano. Somos los cangrejos en el balde con tapa. Nuestro honor y nuestra dignidad reposan en la bandera o en las boletas de pago.

Mientras los valores duermen en colores que se balancean cada 28 de julio, los peruanos nos cebamos, nos aniquilamos, empujamos el carro en todas las direcciones a la vez, nos fagocitamos. Somos flojos por antonomasia y si pudiéramos moriríamos comiendo mazamorra de chancho, regocijados en la pureza del manjar blanco.

Somos una gangrena terrible y caníbal. (dos) Para detener la infección hay que emplear otra infección. Es preciso construir una villa cercada con carácter privado, una organización que emplee los mismos procesos de producción de una compañía moderna, si es preciso las ventajas de un ente cultural, no gubernamental o religioso con el objeto de buscar su autonomía. Las personas que ingresen dentro de su cerco serán seleccionadas, peruanos del futuro, hombres íntegros, capaces, dignos e inteligentes. Esta especie de pequeño país privado comprará terrenos poco a poco hasta cubrir todo el territorio nacional.

Su crecimiento se detendrá hasta que se resuelvan los conflictos internos que todo organismo en su evolución crea.

Este proceso de infección se llamará como nombre tentativo La Gradual Progresiva. (tres) Los principios que rijan dentro La Gradual Progresiva serán los de la razón, inteligencia y poder mental. La violencia será desterrada por ser un recurso de primates, el box por ejemplo no será un deporte, no porque tengamos miedo arañarnos sino porque su intención es golpear al rival y hacerle daño. En este caso la intención vale más que el hecho.

Será reemplazado por el Street Fighter o el Tekken, la realidad virtual hará maravillas para quien añore buscarle la crisma al prójimo sin dañarlo. La planificación se hará mediante la psicohistoria, las matemáticas no serán obligatorias y la milicia en lo posible será remplazada por máquinas. El concho telúrico de acometividad que tenemos implantado todos los cholos será desterrado para siempre de nuestros genes.

Para terminar este breve diserto, dejamos libre la incorporación de nuevos pensamientos profundos que nos ayuden a mejorar, optimizar y corregir su cuestión. Este manifiesto queda libre a voluntarios con ideas, equipo, dinero y manutención. Serán bien recibidos, por ahora somos pocos pero pronto cubriremos al país. Para dejarlos finalmente nada mejor que decirles que una vez que terminemos con el proyecto, cosa que tal vez no veamos nosotros sino nuestros hijos, las carreteras correrán solas, haremos las casas de ochenta pisos, buques y aviones en pelotón y las corvinas sobre las olas, las olas, nadarán fritas con su limón. ¡Viva El Perú! ¡Qué repiquen en Yungay!

Lima 28 de Julio 2010. El Kernel Comando Rexluskiano V. 1.0. Prueba Alpha.

 

Autor: Art Mustango. Miembro honorario del Club Asterión 3.5, rockstar de bares, terror de las meseras y chamán ilustrado de Las Huaringas (Te trae al ser amado, reintegra a la sociedad a tus conejos y vuelve imperialistas a tus cuyes). Ha pasado por varias universidades, en su época de taxista, y ha encontrado muchas veces el secreto de la vida y de la muerte, pero la perdió en una de sus borracheras por el Centro de Lima. Actualmente viene gestando su segunda obra… por no usar anticonceptivos.

Comentarios

comments

Author: Arturo Mustango

Share This Post On
A %d blogueros les gusta esto: