in ,

¿Quién es Megan Rapinoe y por qué su nombre ha sonado en todos los rincones del planeta?

Foto: AFP

Se trata de la capitana del equipo de fútbol femenino de Estados Unidos, quien recientemente fue elegida la mejor jugadora del Mundial de Fútbol realizado en Francia, además de ser la goleadora de dicho certamen: anotó 6 tantos, al igual que su compatriota Alex Morgan y la inglesa Ellen White.

Tan solo ese primer párrafo debería ser suficiente para ser reconocida a nivel mundial, pero la fama de Megan también ha crecido merecidamente porque está ganando otros partidos, quizás todavía más importantes que el fútbol que tanto ama. Hablamos de los encuentros contra la discriminación, contra la homofobia y contra el machismo, partidos en donde ya anotó varios goles vistiendo la camiseta de la igualdad.

El pasado 5 de julio cumplió 35 años. Aprendió a jugar a los 4 años, a los 21 formó parte del equipo nacional y a los 27 se declaró abiertamente homosexual, convirtiéndose en un símbolo y portavoz de la comunidad LGTBI. En el 2016, se arrodilló mientras sonaba el Himno Nacional estadounidense en protesta por el abuso policial cometido contra la comunidad afrodescendiente. Este año hizo lo mismo en contra de las políticas contra las minorías de Trump, a quien califica como racista, sexista y misógino.   

Antes de ganar el mundial prometió “no pisar la jodida Casa Blanca” mientras Donald Trump esté en el poder. Este le respondió que primero debía “ganar antes de hablar” y así lo hizo: con un gol contra Holanda en la final cerró la boca a unos de los hombres más poderosos del planeta.

Por supuesto, si bien Rapinoe es la abanderada de esta lucha a través de su carrera futbolística, todo el equipo de fútbol femenino se ha convertido en un ejemplo para miles de mujeres y hombres, ya sea por su profesionalismo, por su entrega en el campo y porque no temen corear una gran necesidad en el ambiente deportivo: “¡Igualdad salarial! ¡Igualdad salarial!”

Este pedido se hizo precisamente porque un futbolista varón gana mucho más en comparación con una mujer. Por si eso no fuera suficiente, el premio del reciente Mundial de Rusia 2018 fue de 400 millones de dólares, mientras que las campeonas de Francia 2019 solo recibieron 30. El reclamo ya llegó hasta la FIFA, institución que ha prometido elevar al doble el premio, pero Rapinoe pide que se duplique en cada certamen.

Megan ya había sido campeona mundial en el 2015, medalla de plata en el 2011 y campeona olímpica en el 2012. Su buen momento nos dice que aún tiene unos años más para disfrutar y disfrutarla en el fútbol profesional, pero tiene toda la vida para seguir jugando a favor de la igualdad.  

Written by Literalgia

Comments

Deja un comentario

Loading…

Loading…

0

Comentarios

comments

¿Cómo sería el mundo si se acabaran el hambre, la pobreza, la corrupción y las guerras?