JFIF;CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82 C    !'"#%%%),($+!$%$C   $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$" }!1AQa"q2#BR$3br %&'()*456789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz w!1AQaq"2B #3Rbr $4%&'()*56789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz ?@{8滯 c85ZP>֧[$L3r>o5V]zqk}K=rPa Ÿ^79cӽub'acfmH)cA-˟J~mqC sɣ2zv#G%ot3XRwhYbח|bE۰ רŌGob+ ;J:sr[oZr3f8KG~N-z]ZEp2tu3.Gefv<+J7ʿ}wZ/Ë-k>:5Z ]$A.$h7TjV1m R%J ^Ҧ'kr$2*r{D`<;)׽4id{#fZ.A$|[email protected].fitE'C:OWIki5Mp;ғ4 vvaFilh)yxv)p]rwiS Y m]eMw:) 3j$k+ή Ya?1O 1_SRɘ69U{k mF9:!(bhnk(4"U?w=j֋N5 ~VPNG*} C=bnUayڌ; \ۑw~ԧVL]ؤ [%$qTQ:c{aѓPɣ]K- K>xp 2(=v*FACCʸ=+Гm$V4ި++"faFqWIh[2<в0q޼o ^]N\ktWv9kSڶwZ! k clS #Mzk;E('ήC#b Cxnwe"]͓})6qz^ƼYXrӖ{33@\e5]"ol}T0C+[_%Fw&_4k4ZicoVwV#h|)d|@}:]c +}1v׏Xj($`Y^C*`}+J*=Y9F|cc,cJ\1ڄ܏Ʋgֶ1kRcP& "dڳꎚpgg ZA2yp~k*{yhb銊Y Jҟ:.VO}gل[0w&xj Y[Le$k}F@Z # xK~kNV.)ǔaS4ѡF)f w]F('uʣdT{^cmjŠ")!3Q}RstGP(I5zb1~$ZFksv""0 `EviP6WxW;os,PB5vΤj%f]: IWuO6W8"Htjk1.iy-2=ӒClny':[H(d"D c1kƮHp*|3:v(yU۩Q^_hn]C)lFԤү9[zwI^[1H#A6)ALW!p+n'Cvq#SiFBc/)NDӵ[/]Lx0B'w\JvA]MiDI=Eszַd3}8J{Ц>(rzի9io [А+;3xtvv[+UԶ) I?-6,qA?_񭖉d'Uu)F1z#um!dU_j |WJ<G |YJC],dSD5(2|R=ua.cwWW|ejxdQ5Wz0b4Xz}׉-,,4ֹiP^FD>n+!⶷Ҕ+IZ&v2\} z6t 9( \EfVVf3ҽiM*󒕚&nEuNJdps\Ɓ<M˓ҺvîAwB\RZ3݊Q^_y̞['R4c("IEy_nuKAs/|+7s"'5 4hvÕVNL_ AhHtZ ;%ap2wd/50EJ&OK{IBvn&H29}yqbBnxGm&YaڪpT2ؘTm2/pRBs^wuaujLIo(_+$d uO xRЭmxѰ_i㷶[{L*/ V?(Xcx㝓܃ULz³5(qYWvZЙt'],NO>4E,zV,mail protected]`4I\6M?I20y y1C}kKu{יٜIW>QW5kb{˱wr,g,U,َ:[email protected]R3jKmHǒMIauOZH:0=)f[of.%y\c]XdU *z4c߄DRkQC#2,TTKқ};LXm[V2p08_zk[+I77' y'[:$+ ׍LVkum{KZ1"I6y]|wɃs^H>Z㶾Q>[email protected]s[nգ[;ThnqրqBW֥6Ve7t?Ondr zޭË'yʒDvݵ¤଎E=YGBqmX8 f;ZX:d K !_~I5:nw.\u.sWBJ ֑5tǁɯFlrԩ2Ҹɯp/']Pp8"kKKaIG2A,o% |呸Ѧ &2(xbeaT5YǡrƯoDlݱXΩjAщRc2yDM%6$oF=+8ni-ÿ^r\#q5X;Q圝HceMGLW2g̅$M3 M[`MdxX@.flBɭ[K=ҼZ\O)Z"pw$SRG_rgUB95&0i# h#yax#J4Y.c> `>j` cW+!k%pHvtu{W躃s^-5$tҗ4Y>'բҴ{ ,hO&@uu]JO#zƟ |ivv$ gt/{SYd2q@=#8 jB̐ ]g_BskuTOj.$Ǟk͒zьGxQ Χ ё^keI;W1TY$du[4}ӆi`,lxyZzP׊=$U{y5<#<{daxݔ貮p1־zK{sKs/Ɛ, x8^!j.9޼KOWbGj춐5ыg;brRn9''QSУ@]nkoIX7Es_sS+BTrŸO|o `_oow81+:y2zˍJ5XrֳR| isl| {c x.qG4d9]֠E78#5#O=hNF(>GzQHǞ)sޕNkrU6 @ ,Ԙ†ǵDr+2KۍBs+K# d6Jb`fI+Mc-!\F<[email protected]=i-MiBH0{Fܝj[HS>}72k13`וv0_C^uI_҃le__l5^9*zw{+eT'GYK‘ 3ZV#=cen ֔w?:)$dU]0^kg$"\9v}N;nLDywaeGjy2c-|hyO˓ ۼbH IIfGVkDLZ})RqbI)U @+TﱌZݬ]$W?kR u/ͷuʃZd{ۛhd~sR.Ezo@x+P~Xckխb.)w XHF*Қ+Ji0iR攮)6!SiZYcrn) bGJ]CLԑL tJasИa9FIi6>п6I7kcuѵYl0E}!$ WǺ}ѶX={ÏԜsrOԷQsuF.K]:\|mWx3:Gk<YNZGxBA=tωƭ;m/9Q:dҜS;y Hn#\mSֶ PV[/-+@1ZCaJL>$k"C2bNO54rmSޣ޻)- 2Bqe)SfvNl[ph['$dO ڛ֡uAKw` Jr `,MkoC5{"RGd1D'nJi$xB1\f$-IonVQYDŽ9 ՌgyW /+`bcyzr ,Ny'1QvmudUV~4S4++/#n)6tI#b#vg9Y1z+-FSdnPi &. 5G4b 89p9m=Ap;Rf8aJ[email protected]3Jh#`R(\Ţ,d*k\1%p/T1' 2`ޢ'I04fEB#rq/>].UEAGGI|H(Iۂ8b%57: jjZI*`%9qU2@'4M&nQQ˃iRzY |o`kq+ll IYrX׉xOYGim4$Kx5̹<⎤ZЍ\- ں?K4%bCt^MI.s7~Ҙ4u[email protected];EA9\c4 i (WGja88I3 !4cF=( hR2&@!84u (haB89N x XȤ^z 7֧788,Hy6 EmR F N~O\[email protected]'(=8N8(`:ַtf;qڷVbs[h#γDŽ\ƍ3rYɵ  i0گ Rnj'S鲝q Efoơr2ǚfIu(f j< F+Lw Rp0Ip2j$n=)&$Y3MV"sNsL Ч=?ZV=е Pqړ9SI4OȤ44i=)y5,jX0A>拂&߂?Ls@QNM&ZBsM r*S=ILV w!J֮udf<)]Klᑑ)w_ / Pzw&-wcmXqwTQAͬ\K
Feb19

Investigador pide que Vallejo y Georgette descansen “juntos como dos hermanitos”

* Miguel Pachas Almeyda, autor de Georgette Vallejo, al fin de la batalla, emprendió nuevamente un claro propósito: lograr que la francesa y el peruano descansen juntos en la eternidad.   César Vallejo, el más grande poeta peruano de todos los tiempos descansa en París desde 1938, tal como lo había deseado, según afirmó su esposa Georgette Philippart, la mujer que lo acompañó durante sus últimos once años. Los restos del poeta se encuentran en el cementerio de Montparnasse, lugar donde también descansan Charles Baudelaire, Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir, Julio Cortázar y Carlos Fuentes. Vallejo murió a los 46 años, el 15 de abril, un Viernes Santo (no un jueves, como había vaticinado en el poema “Piedra negra sobre piedra blanca”). Su vida no sólo estuvo marcada por la poesía, sino también de originalidad, compromiso político y, lamentablemente, también por el escaso reconocimiento y hasta la mezquindad. Hasta antes de su muerte, Vallejo sólo había publicado una parte importante de sus obras. Las dos más representativas fueron Los heraldos negros y Trilce, poemarios reconocidos a nivel mundial pero que en su momento fueron rechazados por una parte importante de la crítica. El resto de sus escritos fueron publicados de manera póstuma, y es ahí donde entra en escena Georgette Philippart, la principal responsable de que muchos escritos del poeta peruano no queden en el olvido. Luego de conocer a Georgette en 1927, Vallejo empezó a convivir con ella dos años después, y no se separaron hasta la partida del vate. Tras su muerte, la esposa del poeta de Santiago de Chuco movió cielo y tierra para que obras como Poemas humanos o España aparta de mí este caliz vieran la luz. Según el docente e investigador, Miguel Pachas Almeyda, Georgette fue fundamental para que tanto los peruanos como el mundo puedan apreciar en toda su plenitud al también autor de El tungsteno o del famoso cuento “Paco Yunque”. Por ello, considera que es una mujer que merece reconocimiento y no se le debe dejar de lado cuando se habla o se desea recordar al poeta. Hace poco, Pachas Almeyda –autor de Georgette Vallejo, al fin de la batalla, libro que busca acabar con la leyenda oscura que recaía sobre la francesa– emprendió nuevamente el sueño que inició hace algunos años y que incluso tuvo el apoyo de Fernando de Szyszlo: enviar los restos de Georgette a París, para que descanse en la eternidad al lado de su esposo. Para conocer un poco más sobre la importancia de Georgette Philippart y sobre por qué las autoridades y comunidad literaria deberían apoyar su traslado al cementerio de Montparnasse en...

Read More
JFIF;CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82 C    !'"#%%%),($+!$%$C   $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$" }!1AQa"q2#BR$3br %&'()*456789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz w!1AQaq"2B #3Rbr $4%&'()*56789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz ?_w2/"#,z sPǾkONⴝ$ۿo`zmjֱ?(YFZ|7X$$y{NqJ^uZZهQn_tsW-Q*/1 Y|Xzd!(wQmt[zĞ*iv9%kz}&S˥@O~u<D(忴e"ZY> Ќ!C(DS:qʅ)'{NiC$p VM% m9IGA9ZZmpVG=*mbɖ4!3(Ih}w):@:t=f(/U{Z[\9-5K8|+(Vwnq9:>cUXRX-מMtlʳ9$t& &TBuY.'򫷷3y'JAqCl뼩{sF(/I>wHvʠѣ{-9eA+H[sU?6ʪ>rN)q%'/W }G˴aѦ'G( o*mWe#'MF1 ovH_w`9'ub`mԷrN_xOf'<Ñ J \{ٿº"-2Inϩi[Eu}+_*A8*gx+҆5hX[ZDʖʬȼlsT՞{ 69UU>kQti~WVV҈ռO)vZ$.Hgv2 =qڦPEqRդ 5da l5-u$?G 4zCc{=qVn2O"sϽRaҭ8`̭FF~]CJO[{Ü~J汓3l ɐTڶjR4-"A#s/n~gps䩚[9ITb#ˮSf@ךbI7+{T{>nyv>g=Kqiٵy$洃љZz=k+ġLw{m7j$M 븊|44M :<?GxXFV5g85oJi6 A-?3S]xz#$j3*cyg)t?{?^+=h {~4ڷQGЋ\,almT>[email protected]X1歲0m}Jh5Ԓ]Jm?2G[٩i>`UkY"=jh/*;1-I(E2C)%laU/` Pg9jѨTV956Iڞї[Go?ʽ_ ,4%!-ےZV9722`DIxQLmLz?2 `ENYɟӯ~1KN ?CM+m`H㰗MA!8w h81Ԃ4hFN89;;C/ډbEeCm<-[.l O]T.t[ze_>AA }G5o2+0v>gd)'rޭhkgH)7CmfIaRnNkMѧ2Gay{3)u3OMymfSpTU+XxCAlȬ%l>qqs=̨[(vRu-A6Ư)kar5aw{qslY,ƍ;ODEs'dkyT$󮑇QN\BR ɷּ쪐؞|þ=k OT@ghq7sBQbnKsg^hŽ2f@Fy$/=+:k׭ |?7{t_1qxa]J=:x`6$̤λ46kw-q<01νzGoq$Rxp{N+~Ws+46̥32 wrxKncsr"c,jza4:QF1+pzh/gS9`,tA-O-@G+f!l0(ڥ)jej^1L~6?–Q]G?:qgq/ߚU sП2l5<1ITf+E.UN̳Hh#r0 zeBktx kZkɡR..G*>ioFNޜVWᔜ]u\Zx`Y70=Ni0&I+{Lg 7+X 1&1zىu-7D*A7G6KБ&T]]z4!p7?IX$GV45LqKy!Kx& 3V[)=2K Jܰiǧک0Z; ay$#Azk bX}2'+V)`֤om"#'dsXhBtٷnfF}?ZI/29ؼv12qU$ncV%2,,#:cn'T n{U̬[Wj^8UF#@,{{rd+Hv͎nFted#xr":k o%$(=N6ƩbZ7J2+Y i$(mSS)6R]M%Kg<ړU]7i\~^`Uː$ӦnO'fX|܀OO+%gV1BIAXHb)@kJl~bc {sP[o8LsZ#-O]X"mcWfnbӵixIbxRu K,lw0 IZkWϸӮ=<5=:r(89*FH=:WzjRsa!F0=kk]HR]z w7Vy Uww#yXbbŀ'hghܥsEi"_,3fG諞,ly#`ӞqqwqOw !Ӽ%%r[tfs  꽻zjvUj#A5ig稵)ir{CU]=Ed3-9)Il8=M[ 'fl]0ҵ$LgjBL~!Cf˹_`$tMs%b+ݪIӦ}Ф #ZjeXO&(i-Z"d( }2k8;FY=kc?N恎sOOzh)g,o UZr*:d*y0>&3B I _^i67̱x9_9ϧڣ:arq9 b15cuttNi=J (!vI#֨^_k*O[Bj:[i2*az|[8A+i0p8G'+%MM^ŻZƨakb6WEs$ұ.s˳Z j Ǽx_ETGAj|Q$D8l& Bn$̸ +| pni:] n+eFKѢh0#«d \dstpnҊ\wṮ#tt-gY 7k v۵ѯgl 1=F/3+n%_>w=M{+=/+Ҳ|Udoo,cl:qk#¾[Ҭ5HcT?zׅ 6ͨF[Ca8$u"hicoeX~3'V|N𕖡i9'u6JKGw}CPU* /kZ+y`w,xŗ }e{hvjxF+iocd`$v]89Kv2I{1Mbȼ'lV~NPzw+x[B/^^4;b ַr ;ۀONzb5ZݰkI`Yzl#{b2Vci>w$Z%cf|{k~kze1wܸ=+MFo:$hkמk>$2Ζ[zғ;wqڵ bN?՝uqץV+ 2!E%OjЛjDQ2:TIH5feNJ)==KGOFH԰ 5[Kkk\{$(Hc ~fVn7e26O⹻E7'w"X M;C4^sep)ʭ8]Fj^EŘKr[i-:%"QUؕ}/U`91ұ?ª?t_UgE i!- {B€1н{Q5bdD󵭝ĪY0Gb+9ɹN)@~*ne?֬IxN@YAg.AM=ldg=W` ^\fvoKcA~ٮPcأVkmgoyǗi(dhsَθ>ͮ[xGPKrvMoqU ,cΓuc<A3 `W4jK)oC-mM$8հ<_MM[R 5t\V H뷀k1}Woͻ<C@XTyPJX>YV F;r) QD^ 9p1LAo ZǁR{1UI\sd#c=UiSʰ2VY+mk;~GY+MeE% 8g?-'L:uu$abw ?,Ozt5Yv,yS}Ԛ*[{9% 0zuuӭiּv~jƊdƁTgȨoNq'5c0k3U-ZZIt]֯[email protected]ɻ'<7(kBVɗ>Wi(bEn3'Xbqw.`y fGm M.CEe+wHt9-nTi/^R*g t)P˹ݣj PԲO$WDv2i]9Eso+>17Oa]ŕ߄!KCpdG2f{=Ƽ-[g v\bC$\ZJk) THޙ+sԺѝDozsޣ\mRs4$$qӑ~OM&`XuLҐG_Wk*!3Ҵ<\guQd~C3$ 'T2GvǦ:V?br>{9.H͟2¸;iu@ܱ:=M! WiG+sBV:4NpIꬭ*(b0EAϦzVͺϏ9 p> K,^Lڼ6-YY}?)O+M'4BN0vqדYuǎ(vC s~ nM+ u|y`':0*ɦ|RHAqcr ֍jI?y[?ېnqژbn8*-=~AYs&ӁҢ%?ޕfմΆ߱RG4re}j{0Q'=sҷ|-3ByKgC4p~_`q;xS*KdP"7sz氦GDg;7czgiNznRળ HFi&:@4wi:foq}CYc:SwIyy\W6s +ƊO[V3Ok3sʖ<=gua|&,ƣ0iզlc#ڷ`:J3mْ*OA"V<װ- (\oE4 Yd'[?oddަmgf@,ǩ\N&{X[email protected]ܟAZk4Ct>@lN 0`a1IcsB}ճ eR;9xj $sֽ y۵sLTcFT?K[email protected]"R:՝-,Ֆ6t OaB^&,[email protected]ڷ|T @ ӝ\ܿhU{Xt @{\R]6?+峌w^mv:w0e7xVP2saP-ID.VqHͻ++ xFzX#?4\ֽcA'Os`jbyā;x@+x(w󝻖Q~ BG1fG3WkWri^''X,z\/T.<)=3Tj%i lt_NZjpqvfG.Y[email protected] nWk ]XmW0ǯmck#蠐X_^-ZD̀y;}ːjjSsT(")Q=O"Zh枯4$1*,yg7"6h|mH Ó5jʠ`qҵ"(WFsZM>]Ik/ыvW?eơD!Ԁ1yj̙үJHX8ZmF1S\I$IJ#2߉\~[_tJΠL&U:zV햟,HR0YǭawN.i^6;c7*;Xߋg޽j*5I3t BpcN9O7sck%־-/~lӥqaCMNc.3)( r58<`,QЂ>rNh~~Qɀ{UchثM8I@11B[Ͻw׭^{ؤaPX k7=sV4InpF/8,;Vn:nhU;}.akK~\;98̼3 M|8w1&JɡCkV[q)ڛWe4FnzV>XNN:{Ғ#$l4NKSckGIcv-Q,.43Jj{\6dŎ^}(5e:oca_ɨNm2+AV/g= m2ߔ ߃~^ [[email protected]L&#-,Ҝ4zaAY:մ7NLrd{ڗN<-a>¬\Jl!s4#˞kڋ[61qrĠc&Nj "n:nzǣsRm}/V_wJ!E3[og&3.F%wEw? ƻq;6`)]U*/,w*n'oݠ tGϛux`"C+>OB$s\9;S}7ܫyFDrvH@vUd <ҜgQ)RM@1ȠG#0=)qNƾ}@+F (̍+'D/LkR&%?ѫ)mLϕ1Ut2j@%?*Y;q -*S/?*߇7$51 Ux:ɚŸkyF$~=|)F0\_E ߄]W:2K&?Ў^+,^X-n!V'5.$naH)H`+58D1cns\ǎ<#&&nf.JrQBhv'd?0$Ehh2=5Q}qYnW, u {TI%N6=vCT쪛fSBstbc>fw7$LVHǖ?=vgl>S"ݨW;GH:.C(qXYx^R t2]d}}GOzK:FgXYoc|, c }6'*PS؛E;Mj;%YdU;xxk+H FH\ƣ g H#ZX428?{4 . 5҇sHӥ1\G&Oo$Y]±k9" >BhːmnP$Q8F?Փl!=?sZAc/ y]We3YC" k}⁑ޱ2G ?yk W',;>5YA $R'[email protected],X>lϚh<4>fu}GP{ۘodΊr9Ydlzf:2?Emilio Lledó: “No se trata de enseñar asignaturitas, sino de hacer pensar”
Dic22

Emilio Lledó: “No se trata de enseñar asignaturitas, sino de hacer pensar”

Hace poco, el filósofo español Emilio Lledó (Sevilla, 5 de noviembre de 1927) cumplió 90 años, con una lucidez intacta. Es considerado uno de los mayores pensadores contemporáneos de su país y uno de los educadores de mayor renombre en la enseñanza universitaria. Ha formado a diversas generaciones. Además, es miembro de la Real Academia Española y un prolífico autor. Sus obras destacan temas como filosofía, lenguaje, educación, libertad, entre otros. A propósito de la reedición de Dar razón (KRK), libro que resume 50 años de entrevistas realizadas entre 1965 y 2017, El País publicó una conversación con el filósofo, quien una vez más confirmó por qué es una de las mentes más necesarias en la sociedad actual. Destacamos algunas frases de la entrevista realizada en julio pasado: “Creo mucho en la cultura, en el sentido técnico de la educación, de hacer una persona crítica, y al mismo tiempo la educación es también unos modales. Por eso la Educación para la Ciudadanía es fundamental. No se trata de enseñar asignaturitas, sino de hacer pensar”. “He vivido la guerra y el franquismo, tengo una experiencia muy larga de esperanzas y desesperanzas. Cuando era profesor en La Laguna, Valladolid o Barcelona había la esperanza de que las cosas iban a mejorar. Y, de alguna forma, algo de franquismo sigue. El nombre de democracia sirve a mucha gente, a aquella a la que se refería aquel cartel que, durante la Guerra Civil, se veía en algunas calles ‘No pasarán’. Pero pasaron y, con todas las variaciones que sean, siguen pasando.” “En estos años de democracia se han logrado cosas importantes; pero tal vez se ha tenido miedo al recordar la historia inmediata o al comprobar que, como en el 23-F, podían caer amenazas de golpes de Estado. Ha habido cosas traídas por la democracia, como la libertad de expresión, aunque no vale para nada si solo sirve para decir imbecilidades. La verdadera libertad de expresión es la que procede de la libertad de pensamiento. Lo que hay que hacer es mentes libres.” -¿Y no le tentó la política para transformar la educación? -No nunca. Habría sido tan radical que no habría durado ni dos días. Por ejemplo, pienso que el dinero no puede, en democracia, marcar las diferencias de la educación. Soy un adicto a la enseñanza pública. “La vida me da la vida. Yo no me aburro. Estoy feliz en mi trabajo”. “Me siento querido por muchos exalumnos. Pienso que he sido profesor y me ha gustado lo que hacía. Tal vez he contagiado ese gusto. Sentía que lo que hacía era importante, no porque lo hiciera yo, sino por la...

Read More
JFIF;CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82 C    !'"#%%%),($+!$%$C   $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$" }!1AQa"q2#BR$3br %&'()*456789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz w!1AQaq"2B #3Rbr $4%&'()*56789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz ?d * 0[鹘sSi*u8&AT,u/Mj!tp^NtےQ`WΆT8~>ZމǍ yvG=]޷6了g rIWLn[email protected]%Hn[i8 qwj!] !fc<Pʉ0%3c1 .Oz xWfUr<>t"kO2vᾏoNv1][*ۢv5eA` 3£qS:XOQsڸMo1a%FA=04^:\熴6\O-ɡ%. VX[t==NXv+HoxT&D`Ƨ8* ?ă,3ڠjV~sp(5Xݴ4BWitk8I,M +kIgF16lsM-;$_F ]?n q|2?!]'x#ץ}`D 9] 'EL ?{jhO˒zF k^!Lcrz$$?Fb"S#- dsZzR- 8毖]`95h*o+Vp*5߅W7%4޾g iFۃu{qSw}KG/񩣸״_l˒: FH5EecLtWF-_*@svli2C Ko ;tzR]Er=ssˢE_YܞWDZ&n yC 谬ޞ^$"m犏^]w÷vlBgք fwi],# q\LW75v޻p}!QN[QD|9mm0!uHQg[啑v0yY_dG\]`/33i ׯx]=WQɯ4m2_w6=kv3'jYXo$Zz  ͞ƴkxTbdWG?B^u*^]J=hN#e"ghk[email protected]`qҸ/,My؅XWqɬC"4bqW2;oywaQzɞY>M}ĭBM0KgXڎ%߼)_HofE^e <+=օ /Na,$aܓ2l~\U[ͬIk-rd{xR(m\]6 \O׭.kwo#"R(jq_Շ̍XyyY,+h0gwИ4yg(E8,{`WtiM.yƍ(\tеܹlaH$q}jku`FhY~8^X't(@;°泹UȒ4過*׊<]<6BB!d_|VY߾ s];9sdTmr* D"OׂRIg'կ/ a 졉f|P30T~zoX`ҥ[3u#| [_, g T#6fLo#P|pi g q>$m Yyae h~mtAH>k(]T6h$bE hP2MK\WRzS% :U Ï4ӽ߃ S ۵Sr;ے<>#rqW\"Z< ƼwZΩ໇D:75)j}pOnU~PIq )QigCڷ1$-i r{uᆉwa5؀6ڜ_½ټFy$z+[Ko&9;cʱ羆ܖ/o9#/cy!kM;0kOf͜nBqvzB,&e3 qۊ濳⹑$/K qYVI`Exޢoq -dXP8B΃InIk$Gsc6qp֐Ex, \hRĉVW휳3yN0''ڋ0MX|Vjv> 6Iʠ'#5>Ч)Q n%@J<"B_Dxg[=_IF[s*(=x*ۣ 15Zѿѣ ,ȫ08ޥ" ֳZcF3޾McE:p$PdK` B=^r[֎{53lq#ͷJ]ve+Y+83PUݕsYVs-V9P@Bs6:i1;NNn_E>7>i8K!ۻ5G֞u36jn'p\0OzK.t|$OrWoe76QfF+-.n'm'sZTc->+~8~U2ȑYN>'I'_5ֺÑ#YWV'*xo?+J7NAr{sK.^IBA^SZ F ~g~Xt9,@ "#y'$$~2cdTo'sڬenAJ*kǥEb$2UĒs&b<r6:^m]HwBn>p{mvox[q؞ip#) GcUmm/~|rmǩIx&B0OOey_[\K ;Woo8ep `iKS'bis.pY52Wh4}[email protected]q[vȍ dfqi|#]SJZN8ȧ[qnRzM <3ge8bH;f&59 mrn ֽGo?M''I cyAI,^dF|%*#&z#>J ҟQG*Bbsn>! Lgj0J|+u18n攆a[ƃ e6FxsE< Hdvri Ldx<z<;-gu:UҴٯnaBOo~,yoYdv?/5-,x|1>NY[cm;bxoGθ\ָ)x?bIt8 3S9C] riHAZ4&&׿ּ~ Tx⻝:PMp#_Dиn})g#oq+̛x-^$  ;WCNM3?溋hs #iI-E(7+/WV}kCI@wΥaewzERZyG$Һ=> @}Re)ٽi]+rO''씺NzΨr vH0ֳ|/2Ma]@'w_R¹בRЗMԮuv_Mc"U_ OUZ]'ߌ5Ȉ-jq/Zɹ51=z x>F:v%^p2Ylj|\ngw͟j'b[U$??xs}94G5>),j`nNNVNq١ψn <$;_^h/:!+noKx@CkSԧ'$ `tȨ:FZ0VzWNTp =xԄ`ySFC]޽X[ hYz%48(RرA_i_<{(b>kOźT*)UJ=C(tڥ븞yy`c qk}D[qMM᷑'TXɕ޹3ƞ]w% b03R"}${15IQ Lnk֖6:4dU,i]G yc;Oed*G ޑc=𼂹{=*#Fa: fҭJJ tx[GEg8yڭd1*fO,mkr\^XWIJ;)xЭ ѼG^dk?V֭^CB@ߊU`1dulWq 77VyI򼝆=**B̒H r*_$ z; F?t)htŒ_pʯ5&{[YJt汾[n@ lpEni&$EW!>]Y&qq]O o⥒ui%d}mr/c5?jY~kXdk=OoA^2ɰ~5Hl"`0[E'jKC&[email protected]`qQ][Ew OQцCڙm$.~Uht$; ~0F S,RsZ;3 $/(bpG&:Q)Zk0?B|.S̹P:ע|MNkx_QMDqnrڇ:]ZP4q#Z\\xNQC 'E0E&6l+uea0^Z!h AG{F-gBV][Nĸv2E*Klm>Gnx'VAb(Üd|u2=CիbqTd;6=J3n5|OO`[% ƺ#/A}zZ>=n\haSEPzץkg|: Ctq_C K+o+ve]uW98'5[—IoKuFޫŽƄP¯-J:S.F\ 9ztP|IY%6P[C)|G.{U>_N..)=sa9=}i,d{V%%Ef?:(-uZ٘QŠ<]giz =xz_⮃Wɜ8 w'Ԁݩ?`e*xsRWC,?-{B`m }%hiaGCr IJ0kq \ojZҲ3|-msOc&<==kA$`(]"V5cgBބTKsV_[[E|o'|-cieIZF?O¼L$ߴtu#iGsW6X13"Km8$~E{gx[l&N2PzVl1Mst #gұ)w<ټ!')-6Z9eA1^VU  VɞCd}By\}y|۹UhXCҡR*;\%{?:)!PC=[OmryJi_A<|~'֔I<1Tji~{[˅`=g:~Mn%tu FGҵ?Aynr}}k7vF U`6`z V?_peF qW-OwlN={u[ʧfբKxnt[1oc53RڨxtM4[̩<)2C)>[K-np|t:Є]:ထQ&z [ ڞ mrLkrIa'YG|^{iҢRѼ2[M{*GcG(ʥ@aPݯ+KK ֦uQ8Ԛ?Ox pW$0RYT9ٝdj5#dxY$֗#;ũ]9Qu!"%=sWxGB ;N4>VkxDuin@vj$8zåY;6UX/J;E0N;9?yimwuev̢[email protected]#'J˒V=(-Ǽ~yH??M\bV > QB`8 [\X֩q?5mKQR?~׏uOȈ:÷oK\uU'$I?mācH#@G+X$iz՘Xr1F8 :EAE1\nj۶ Î,EMt^+݀8tz$.j% osQB9JzrM2̜w/TG.̣CXXߍ;:k;?xz{3,Y)yEy|Xy $S%.e8bI tm:9}vQ^rj:$++Zۭd١ȍa^mvQ3҉$(\G~RIMfG 3w>fGmHN~cW#x~d]@N^֚@ݏ%vNAj*̉"'+s@0)KX?4i{##BjexKį 5iɝ;9I_ f}LGU8wGֵ(<M$cm?J]­o2GlC ôq[ݚYh!!q Zxk:f[9}NXԸ3U4`\nr1mGao%\m֪+}9 %#ſm7L`|̣J8/:\<#A|*Ӵ[0H9S֏Q?#wx{DTڹtFe35Skʴ.+|B D4{K}=om<,z%k_7E2 3^DҺ`{Zo)< @I]Ì͋(|03U@BbO GZreރqc=,:Lֽ9X, IAb7\Mo'Eki,J n=A[Ԣ-8 ܇8qcڬ9Xe%pmBse{ʟni<Քjz:Xwgn^@4*@#|F_VmE5.e5i;G;>Z6隉+Շ'vs4-Bė䑊zf^?h*1|HxpN1)ײ+Hú6n 7繡+sO8]kď")5TZF9<,pM0]\uDʄKzVl,|ZwWaSqri[P仜&\ RKXGrViƆ<Vn]]~UH85QdPGCg- / p_ @90LU2ٯ%щuG2@zQu\[gE1Ȥ0!cP[email protected]Ua4-Pu)|e) bzu_ %'ͺ8+6*Nopnlu+[& mypGiZ{g"1=)Thuh \0'Q"wݖ=NIOjnk&fuN 3= @d& bC XcP]ʷ 46dִ>bsYq ;=+CvLiF͍0bil)꧋rҹZ̹Wb8di.D9G9Bzj[{0ϴuRӤ[3@z9ѡ{A/)` K3][x< /h7le[q óv"]K~I)2Jk^j{dIzQ )-2iD 렂`VIirhcGs爯|Aoyj\E99Q>lyǫ-*e^Mr9s D{$ɴ8愘]|#2A$[gӧbOzh8eA8dHpZ3 4V֭J[?Zj˛;  NX_oKC+#ѲtAE^=Hh,ⷲ9nTɹ؊?<YO[8dSttak*["SYCXm?>XZ0hZ㴝jʐt!:a\^^@"ZX  LX{ mHZTv;KdhFV銒VF8P)[Ԯc)RǞ>殰HAiXj+la{bvx]\{U;|沼< TƝh ~ˎy$)+3Sb"OJM9KƳo[<:h $Wx/uw%"Py#xP˳g*1UrAm.6GC)hdvaw 9lh҅˕58Ē.C72IvH 2FWA=vdR,\HpvU3+/sVg~I>-\Ө <;{`FH6g?CYnd6 {-'tX'N,|K ?p@e(^\kUM_JC:H"tJ3g(D^9xFxZuZ࿈^.- ᑾ=c|F񽖃`HxV@Ǡ'qGC5[γIp܈X36LQ]Ἰ-q<tfYoi;Aֽ4S&K*vO)&8Nu/Mᛓ6#rC'vxgI[email protected]SwRj_2N`i75)WV)ʃF+`}S;\|I9m_JзQW"]#[Entrevista] Blanca Varela: “Esto es lo que me ha tocado vivir”
Nov23

[Entrevista] Blanca Varela: “Esto es lo que me ha tocado vivir”

En la siguiente entrevista realizada por Rosina Valcárcel en 1996 para la revista La Casa de Cartón*, Blanca Varela habla sobre sus inicios en la poesía, vida universitaria, estancia en París, producción literaria, feminismo, cine, arte, influencias, entre otros temas.   Texto de Rosina Valcárcel  Blanca Varela (Lima, 1926) tuvo que afrontar la dolorosa experiencia de perder a su hijo Lorenzo Szyszlo, fenecido en un trágico accidente de avión en el verano del 96. Sobreponiéndose a sus heridas, la poeta afrontó con estoicismo la situación. De inmediato recibió la solidaridad de viejos y nuevos amigos. Pero por esas misteriosas cosas que tiene la vida que suele compensar lo incompensable, su obra poética completa, hasta la fecha, se ha publicado en su integridad, bajo el rótulo de Canto Villano (México: FCE, 1996). Asimismo, por su brillante producción lírica mereció la condecorasen con la Medalla Internacional “Gabriela Mistral”, que otorga el gobierno chileno a las personalidades de la cultura de todo el mundo. Sin mayores preámbulos presentamos su palabra cálida y directa. INICIOS DE MUJER Cuando a los siete años garabateé mis primeros versos, mi abuela y mi madre reaccionaron como suelen reaccionar los seres que nos quieren: piensan que todos en la familia –entre comillas– son muy inteligentes. En realidad, en casa era una especie de costumbre hacer versos. Eso viene desde atrás, un poco también entre comillas. Quizás el hecho de haber sido criada en un hogar de mujeres influyó en mi capacidad de observar el mundo, el entorno. Creo que tenía mucho que hacer también el carácter particular del individuo, en este caso yo. Tenía cierta actitud congénita, digamos, para ser observadora y curiosa. Indudablemente la presencia de mujeres afinó en mí esa capacidad de mirar. Somos por naturaleza muy observadoras. Como el género femenino ha estado reducido a un papel secundario en la vida, de alguna manera ha tenido que callar y observar más las cosas. El otro día estaba leyendo sobre la percepción que tienen las brujas. De ahí reafirmo que la mujer es muy sensible, noto que una mujer tiene un grado de sensibilidad muy fuerte y si a eso le sumas algo de lectura, estudios, temperamento (inquisitivo en mi caso), a lo mejor el resultado es otro. Tengo mucha intuición, creo ser una persona muy intuitiva. A veces alguien me está diciendo alguna cosa y yo sé qué es lo que quiere, o tal vez eso es tener capacidad psicológica. Todo este asunto tiene que ver con la intuición. Hay una cosa muy animal detrás de todo esto. Las mujeres, en general, somos muy valientes. Afrontamos muchas cosas que aparentemente son poco importantes pero...

Read More
JFIF;CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82 C    !'"#%%%),($+!$%$C   $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$" }!1AQa"q2#BR$3br %&'()*456789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz w!1AQaq"2B #3Rbr $4%&'()*56789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz ?F?”s4;mrP?JE E@3OPG=I?:@5*!J19xNHF3Ҥ`QښOJC^MFR楢&AMK(T.bSkq'd:zX W![R~d{]֧ys1s[0\b[FHmmUwBxgIkW 2Q a\ײϓiϝބrz«NhչuQݞ ^|:aDY\qǭ|ۧ3}F7{W_caiz!H{|?*Qizq*BF VA?QVpB JdLA)<0=+28pejZfV9.#Z7J*mNx5.Jx#^2ϔGO N0Ug<p&TibqJL8`MKE!9OUi(^OB֤AR$AԫߵFQHAwwFG85^?עԯLO+l]ߏuGp0qKG˻8-n9"'kەT~Ԯ("vo \뗫4rֽ>l Pd;[5} >k q]#Nx}nnBj %dmؽs޹sфb50FЎ^$O67=+sYH$fI$ tK2ZPZSMxK]E *I8WWКWH8׆Fy|Q?!oxPHmǹ'kJӸ:jtwAR皥ۣJJ2J̐7JP=*dfnj˓M*QԠ>wZP9WEHREHZhZU#8H𦁚zhJx暪EHiT/P=)==*RxҢN*t\:79yGq7 F;~Gz;I)#kjHOvw6 HWr?c4qpҁ}_bjcqUIoN)iN CJk;95/x]:89nD8f#'ûK/6]@2)+%4Gr a7m{Pona~až Z5fXJѲ#?Ai۴ Q&ZΙumwl+% ɗtSȺ}֮z SS)uA}Bo.MNpZ2MԼV]Xpb%#n[G0::S#P` cJYec͛X}8֬ c\դ\T1)cYT<<4)*0պ]d"@3 <JC$)g41R(Zj[*`H49VU)H9HhW:ʡCӑSvIp>VVH=2?Z5d`~} 㫒L _oa˵* wʱ[>;|;Nv:Z%IR7mGN)}BGܧһ zk * qEʧ iuX>I3cӷ^_./,I82Bv ֥xJ^OA[email protected] rkuCqƉ g5X&&d^0ez=ygYZǫ1O3XO9c?6uXC#EW=Y7;pNDVu|Q!Ao=~<[Bf,Y1\*PG3+m,.ՙ&-,epGH*,~"mfHq{h1Y2Jm\V EWF>c `SM]ldxpynI,bC~OJDֵ-X_[mAOmұVh`s튔Fw V&ާ Z)9iHEPR?ؤVT^e ZO|NȗZ*v?< v>ӱʹ=q}4|1Z!T7bH7;i8K}X]iEnGR;;hƺym;J*7B}sR+ ge f%hoxF)ǵ|gQ-9ǽ;Z\Yv[h}saX܃X;Y/ .Ư:+?^YHMӕ f3*F3c-a#鴺 af]ʜ׉i/# mA,tsNh'ZV,36p=%\lEίΏS4cy8{R#29i''Mun-'#ӤrBE,2N7rˀsیZn9HNN0x^qq ͹ ѻz5#D=$S?w5=3=)#dޙcSJmcOʐlB{bPy8<[4CК)^xۏk-G_vjbbn>}nܽBM' OSH֍9Hs (,,485q7再<&t/ 4{D ef.uQe =:1|&aHב! (݂qJ\7sqOG.%_%yI9k.]JBHhm?VӆyQ,e-Q1^'zB[0 ;0 s*8&g/+\yP}+h~E` !Ryq^img66'$Š'mƋ<&LE4 KpIo{8;;_k6QF[email protected]`9#5:Mu#}G mg $sv_z*zdVQ P`Ҷ5M5n`B(\qvu + (JaԤf>]O:t^-}ɿ9đڬ@8ҼSm6ˣIgl" x'=EZخ$jVB"yR$ \xG\dLhgr۞/N $΂YjaK4Y JXCv\ް+k}!Eu;NX8jޔ,n9#/n6 Nx(u{N #r>t6J !GҦq),@N}'"&< i͖] ^Mt̬xDI%?-FF1\"Ǩ)v ؞ica<8*q9?ZscF3^MVm#A9n*7}8>י:fqy- $HN lrbxZ_kb+m.1΄ q'KKIm.#4u yqj!qa1sF[5{/ ZvlM7+~r~Y Ywtn?*uH# @=I>ψc)W߮k() pZ;^>q'y R6"̏,:sŝQ+Ptժ^2]0R{|Ƙr+ϝ qbo΍Ǔ''P#f (yK(s d=Y7ۉwMP|>:m$x(vysʒq{$%Lשc~3ʩQ:?>nYI[email protected]؀eO\ufO xsKc`7{!]6rD"Hλ}P$~9o[H9OSWv*o89sNWY᫫[; b y^yե ɉP3׺ԺΒ#VmBE{b4Lul*d4vo\hyP;( Fo^x@C{iq@;kw*G5~\jDgi?IǶ+5C—P&@8}Sg 4<|$vfnrZ)Ea9?ʰ-̶ n_ ̙«+ ; |cWPUİ6Oq85> T>5MNK∔*Iv d{ MI]Q !x 1JHn ]{izC<3O{ 9 +BB ,z}HDmail protected]c>+UZ-֬f9jcw-#ϵ.b[(Dn,FI8AcgwnW<9qxm]on!W2Сs[:\GmrnvG ?>=p?*4uKn::^2;&VH| e|%*yl \DRO/<z~W:tڽbep~BH~5S7\e| [>ǡ lϤkTdG"-;w{8bGȫ$`nNqUS CҾʍL2g= WY\ yUH^H1#+jIlI)[FN~dimW z S27+ᙰziSF08i(C x1j ajĀǰ(9 =?Jmꢰ} 30(ܓoμMJ/$[zsJxXWKgc=(<ن|,忔2-G\\qR扤|!:{fյe۝F+5['bV%$aӀxU4/äO oݰ[email protected]}V߉ݿ Y=WJHiыk1+E"Y>Vk0'v9DN\]핔3YM4^[r*,=G]60OFlA~+ӠMu]&ѥeww^a<א>vOI,-o-RXFVsF#hP?&՛Ğt -Ɲ#^ f2s"+ E58ua*:r}0D98K`p)`dz1ɻ!>=k tx~V'zߍ,7~(tSV6LufL=$ >[;/ᝤ[C_r1 y>z|7Xf"^13So)~ϹN+ܮz.~%gS΀uX\jWϾf`Fr $]n pNN.%@}vNSn\]+k"=*1:bAa FVy6 .3** }u l̥FY#%}FzG5O):Oh͑XLo:zdG+r?סi`I%C<؞%wsk-|=ݹ!LӊՒ^Hx -_ڻD)Vgj6]ᲲN}:4jK4,~ PJ ̻H[email protected]?uB1V5*);J1Rn⃢uc+[\@02jnܸD76' Du!G5'i,pQ_յ15ml@0Gcyȸ]NYłM[{tWe.4]'UEԛKH9Ab:Wy3J8;S<2=m4Mq.#!nlu;}AXnlg+PQ $ݭ-pnm,q=x,553[ kP}HY6_QȮw>3E |QU3`j4ZynQ>ʺ(jm!YѮ|?b\! F \=F+"UHH #+}tɳ#ڪ[email protected];(StO{i PXb8#^Z؏ i#tcM$ ּŶiQx"? x3K.ooVDUeDx#cLl/mKPyë8?7#rթ7Bt.${=XxX⬠ODqNv7nqS,LH4Dr&G^zUMfv-S-c3Yb4N6S ^zG|&1+oF$θO-==a[n`801qT{St6h%{600LGƱG(@vK%[̌U[f)yr!cSz /hlk"K~ynG\s 4-vvŃ"~FXvʶN{S|ʗMP0PN:mo.t/q vu2+NvہRvRx?{ґY[email protected]~2(cmq^ĺ @mGZŖvz, 2y{Ôۗ]_vgWxՎKɾhҾ<ͨ8AAr4U&#0<̽Z(QִkFoͧa\_28J[:{&vK(3:1VM8RҧԩQ/q#r0_S^c4daEi>~IdRigyܪ&/nҼ@;a2,[Z'B[h ʨ1[8#4ĵIۏ'zf\ ;26OV\)+,]EWޒнȂ3^±]}qoH\m9 Ev #Z8kןxJʺbd6~ p߭d5QM\mU9P˩vQ ੪SbDL0+#TK% MKq:6GksZFFRm:1 hUON' -LFQL2W']rmި]xU:N W1pX!N,麖wBJӵ}q{[email protected]c 텮}ȹ$#UODԌwҲ[M?נ>s=;ᜪ>4D8uenRGE\/Hv(z_OY}1 Dwc'֯@RPRy݈zV5ۨ$g{a\^$~i[Ii$RśͺY#'̻'#DV2-L-cfߥ]ߥQaUz~wO9H㧵=$hIW4nzU&WEF8)ՙ8ʏ ⶌћV3c5 ʥUpJ2V˒7T*p=VhN t=^MebDrȌQ;r՚Ec5IM d*EϵU>~[0ۜ&smAIGj+G?"a+[email protected]V}yO]DX全'6zN2dc%nWr2ZԭA#nGPk rqޭ#eprzסvYcZv]Ňi8<'w;iRg=ŻJ$h nM[k$16ҳESoz8 :{Q4sCe3:Ok^no~;qW\YEWrXQ 6%A#=ma`A'hKFB/VqUC!`ۥLz5Ef7e0h%@4|8l|A<`q\Ƌq޲{6_c/n3u5~rҶsOJKv7ZGL9 froz˕[email protected]eR&e9lAY[I`#UnoHD cX-ngуOzxEEUCE&3Q#[8VҶ+Մ._}{uHOl6ZKsզ<%ݣ]2;U?I]<"]X \)zgg:{r2'7 WZȳĮqҸM3ʼuD܌[email protected]-u 0LhO̓9 M#k9ڂ7d)vU'ZH-ϵ.VL rU&Rn `21P WkE^9 #ҸoOe z]zV5P7 w=O;4;GE"&8H5n 0o%mȽ\U|OOP^y \tS5vJzHp*"|9[T' ؆3S`)ǵMnb UMMvžy9< ާ9'N]8 +ҦUr Kncӆw|B5i[O;L0V.{*7?[Entrevista] María Rostworowski: “Somos un país acomplejado”
Sep18

[Entrevista] María Rostworowski: “Somos un país acomplejado”

Por Jorge Parodi / Revista El Zorro de Abajo*    Los peruanos reconocemos en lo andino –no en lo español– nuestro pasado ancestral. Este tipo de identidad histórica no es común a todos los países con historia colonial. Los peruanos además de reconocer nuestro origen andino, ensalzamos al incaico por la grandiosidad de su poderío y la inteligencia de su cultura. Sin embargo es una admiración falsa porque convive con nuestra terca ignorancia acerca de qué hizo, qué sintió, qué pensó y cómo vivió su pueblo. Al mismo tiempo la herencia viviente del incario ha sobrevivido de la conquista hasta nuestros días con la manera del desprecio. Indio, serrano, cholo: la palabra del desprecio nos divide entre quienes nos pensamos con derecho a proferirla y quienes debemos cargar con el estigma y la vergüenza. Pero la actuación del insulto por algunos y la carga de culpa por otros encierran también falsedad: son una coartada para intentar convertir en una pura realidad extrema (personificada en agentes concretos) lo que es un conflicto personal de todos los peruanos. Como dijo María Rostworowski, nuestra identidad colectiva está fracturada por dos falsedades que se hostilizan: un pasado idealizado convertido en su herencia avergonzada. Es quizás esta tragedia que sin excepción compartimos y que a todos nos reúne, lo más profundamente nuestro: nuestra tragedia, que nos hace igualmente peruanos. Acaso hablar de ella nos permita encontrar otras ocasiones para decir nosotros. Usted ha afirmado que los peruanos tenemos un complejo de inferioridad basado en una cierta versión de la historia del Perú… Claro, porque es acomplejante para una nación saber que un puñado de españoles (porque fue un puñado) vinieron y conquistaron todo un Estado. Es acomplejante y por eso los criollos y mestizos (porque ahora todos somos criollos y mestizos) tienen un resentimiento por el indígena que se dejó vencer tan fácilmente, sin comprender todo el trasfondo de la conquista, el porqué de lo ocurrido. Se diría que despreciamos al indígena porque lo culpamos de habernos legado una nación derrotada… Se lo ve como responsable de una tremenda derrota, porque no es una derrota cualquiera, es una “debacle” como dicen en francés, es un desastre. Y entonces se le culpa porque no supo resistir, porque no le hizo frente al español. Pero si se analiza la historia indígena uno se da cuenta qué pasó. Esto yo lo divido en dos partes: Uno, por lo motivos visibles, digamos, son la guerra de Huáscar y Atahualpa; y la superioridad técnica de las armas de fuego: falconetes, arcabuces, de las armas en general, las espadas, los caballos. Esas con las causas que siempre se mencionan, pero...

Read More
JFIF;CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 82 C    !'"#%%%),($+!$%$C   $$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$$" }!1AQa"q2#BR$3br %&'()*456789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz w!1AQaq"2B #3Rbr $4%&'()*56789:CDEFGHIJSTUVWXYZcdefghijstuvwxyz ?QE!QPE!44g4S6E<zjp\q܎j qd{(CEprxE0 *2ZZ _:L1 =ңFP;.s<0t<_kıEORE]Kr1 @g + ڛ'`*?飉qSp3΀՛hjw*aq^ `$ @"F#P:W]hk.1@obcPZQE*K  o,;K"ќ[email protected]g֪[,!},rJFkl f92XC! 8*&p}(`mY4.:;/hdL$&5?}+k4#}i$RGZ5-]׊l 3 ݃ԗaeUvL[email protected]ĕqbNas6(JԔSOZu2\vu|+{\^BcXԒ p(>sMP%,EV >YmBt虠^NjmE[email protected]:_[email protected]a@UZ1"M{*,q] Ơ3=9U 5i3TҺ+}^)JH.J#ң*OcN[Đ",xaUej>[email protected]l۶{l5v77Ҳog&<↊fGT'޸\^nD[#zyS(` dP2&9ҷZJ(m>F((1H4WAk_,njU9^'Ӑc(A:}>]ST <ײjt>Hl7=ǥx`^=,!T:zהZ5Q jB5`p(ƢdHhn$hfL0;[j W@#Ʈ5x7今Fmԁ3g\ ܈br3u/:?6E<`)={]ڧJ6yGs0=+MKò -R$ɑ@]Y>sOC~ ăyE&oX;5& V2H{\r80ž+v籠Gkyvʹa֭/'$38#q[}Zj9MĊXz2yx1ȮN<>"#p$NPMd8G 2y+^.8$hrh (5B,Ϧin9 DXa^manLAVսnA?Z&ӮTblAV׋nsWGg4l"PVZٳi\wP;)߻D"\. D$ܼǧjpKid⻯ .=FĹ:phaH> M:oi>8|MZ&կDFLad(ˎkؽ̱n{f.5 [=zײheP(^s[eKc[email protected]ɲn&g5eqUsl0M9xBKdnƸO7D7tws{|m\\t8(ēJ-[X.~܉` t1}s+tmzlƜmtw<¿ $'Y.fGzW|[email protected]p1ҪFwJ׳FN;P#ZhwSUI_7\j[IsI_S5K-e\WR 2AV;r>Žs7Te!=qIkTC~B+GJ[m)K8a@ʿ{LVEHWwk+@UE>իo4>(a=+1tz }JG3Nq4(?<\lTMfk_ir?cVXu96a%PJ$RDX{2bpGoJؼ!,fam"}=NA%-R`)ڴy-[I-6:f_Wr[Zp$VQoy;4*=SY,FG*?ZDݭ4e7L@tw-c=RP׬1cLwg'W5ka}IWz|M[email protected]i ˹\a^mu]NO 70 ?Y-FI"x?3K6#Zu:v㎃u}?b p]%Ă6Oҁe[J}`ż`hE( (|3YQOs.he8;2*5R(y7ڀ.Z\knVFyXV76[email protected]] Bԫ3sćG{[email protected]Z~"fCT3jv^rb~G\C%+eS=tIE9grx3qcV+=P#q:L6Jv(ڹ%yx"FVذxuѮ.b=Y>o_\J2(}sPP^#i8*9漻2β81޽gOxv1<1^]}.MY{ ^Hg*Yz~mxR-4)"R#Ҽ;)us+m`NfrѴXԙb I l.-25+>ǃ^jV$fqkn.q[q6;Z<V==nv[ZZTCc}߅r:q6-nyz*b5,ʛK$xZVM*?t-y]Wwrq\%}ƚeT77'Bba/o+Dxxc/[=8+T2Xf_L+EV0N A6#8]>'''m+'[email protected]lqXVnUZڷA5-y6ʂq}kJ+T9_Z:(DsK֡-(kUXx[Yq^w"UV{F䅑z/ῈwDyѺN9>Wqa5b_Ikʯmnld߼ӂWNz@skwGzwT~_|5+-1gö6Z\"@0yڀ7ME$r Ui?1%'$blWxYi6yt:Φ0e-3M*3h<پ$?*G:҆͢UGUҁ|G{Ҽq6q ~!ڶOWW@SxeEs04w7^ h:d1(^{?@m4"<3.~|ϡokҍ SVDI (#!Զ@Sԯ5s1?5vwN-K >Kx6Ǹ ~*uN̸k}~Rd"ȤrFE͓$c9_ݧ!yr<\ڈIFIESz:\M$ln Þь^Bs]B6[email protected]Ɨ88ⵤnyYTO8w( N\:fSķYWGJ>O##B>#,ȫjX1tzuԼGn7\uʶ)m<]v߻7[email protected]?k4GCɾ5CMgBԬ斏]ALsS5RB2Cz0eo@ OZ6Ki!(squ3Ջ"VSV܍zP kXv/ZGWEHGYBIIyX;ڦdcAzcdᬙTNk] ˜p^{"EFVb[email protected]=!$ҨxTX *n4K ~-6WrBQ";;G pHgɯGQ%U5暌U"28֢1⛪k}ot UXYޯuޫiIcI [ #0?Zs3I۱ * y$Ew Ͳ' LͳvNEu]1qozۜ:Kܥs\֥'tf0H~(zI?!dc>k5w+>Ӿ,}+Ԯ&p>f[email protected]:#9 5 -"O+B6џμWRi9^MPI15BljT'` wS/pX.FA5-n 3>2Wi lG8ݧ5L!`IuPOewx]:<7G? WYs'')rg ?hnq[TwZi=anREM: *+mT0rh4s4L$Z< p31 }sȮc2(zėS +;q}ϰ5&3FNYf_Qd*i?TFm`Px?wτ-ueE=럺տtM89 b g'$цv 6 )OާR0[email protected]nIE1U{2 uͻIx"BA{j^E(&BA>W@IA#?u~%ۓpq(Dxy!'$KEt7Ak ~zgԼ1V\ Z͔jLLpG&Ze'>DnuY5KP32/鐤[88]1w9U.Sk "P6N(+Jh/1!\sCd!m\ֲn]h*NKgc]Ԍwwگ٢d.x5؍J劜P7;qk~HÊ ^;WCkZ})ɠLno_XWׯ%;\dZ#7m &Q"s1m9sKu,*ĻFOk7XYy6~נ[8,O5ߣ.۹W?q'p 'P;X@a90 qEL0=8{QMSjfZjlUz݌sv1*mU2.v漂-bf;K97NJ'@)<ڌTB1Xivb뚬dVl1<*_ nK;HŘ֖.&&Hu)[email protected]#4 >UܓyI?jR~Ʃې;S]v;\*Hf9!ڻqQ6c'Y)PJu{C|~êZb}h4AҖ R/4xGҀ:29RkK=kã^ `k>@[email protected]<|t?dMBF*<ޯ[JĊWrEK1Hb(ߑϼIQjʙ9P8CL%-@ȧ]9fl_rH'1J zнsUΞÚƈ$ 8 rx޴[NP}Cdqր(G MޤDBb1jpnE*h{UbzOǚS@?Zjh8@F:ހ*S5E66(斀Gl) ;OֺZG#b F<*~j|oր=T\ܠn`$ukZ?lۀVUM[email protected]\.EH0zn7zLH4 $+r8EqV⠐:P691y zT =ADTC)+6;=9iIu("8lnI)N_Z)+Sޠ 曎hn !=NH+ 9׭3z(bM: iSy@:6Uڟtih:7ܡ;sWpC=]@C)xLQWazA Ү2~z} lȟ70Mi^Y,r1Ys Q׭<8 uQRLa4ZBy7SL"@1ZN-*I[ʐ+$>'I+bi;?;cdqfaݽ? 屌䕤bK199tQڀg4)c2Ojh?1j4H(L~1OvrW>iRPGM4Ҁ[email protected]j i9`duy:NA4޵- z[˸}1U-F9;XYN[`hM*Zv;E(73֕AzsҀ s'sA?5ހ.sM[email protected]2#Nci1)ր?Diego Lino: “Para entender la poesía hay que ser inocentes y tener el corazón limpio”
Oct22

Diego Lino: “Para entender la poesía hay que ser inocentes y tener el corazón limpio”

Escribe: Julio Barco* El invierno termina en la capital y las enfermedades respiratorias afloran con más fuerza con el cambio de clima. El tráfico es un animal que ataca sin clemencia y nos deja las caras duras, largas, esmirriadas. En ese paisaje de violencia cotidiana, el poeta Rodolfo Hinostroza lanza una carta incendiaria y peligrosa solo porque exige respeto al trabajo del poeta: “¿Y usted cree que la poesía no es trabajo, señora?”, le dije. Balbuceó algo como que en Bolivia no era así. “Pero estamos en el Perú, señora”, le dije, “y la Constitución de mi país prohíbe el trabajo no remunerado, de modo que no cuente usted conmigo para este evento ni para ningún otro”. “¿Para qué sirve la poesía?”, muchos se preguntan, y aunque algunos han pontificado sobre su inutilidad, todavía nacen y se reproducen poetas en proporción geométrica. ¿Para qué sirve? ¡Qué importa! Y vamos en busca del poeta Diego Lino, autor del libro Música para tarántulas (Lima, 2016, editorial Celacanto). Desde la infancia, el autor se vinculó con el mundo del rap; es además fotógrafo y pertenece al grupo literario Rara Avis, donde también están Giancarlos Saravia, Feliciano Mejía, Grover Gonzáles, Jhonatan Eugenio Rojas y Fernando Ribeyro (próximo a estrenar libro). Nos sentamos afuera de una bodega, en las calles cobrizas de domingo en Santa Anita. En tu poesía, dialogas con otros poetas de otras generaciones, como Javier Sologuren o Whitman, por ejemplo. ¿Qué te atrae de esos autores? Poetas como Sologuren, Whitman, Westphalen tienen una visión unitaria, un monismo, una visión de la naturaleza como una sola cosa y explícitamente eso era lo que yo buscaba más allá de la poesía, más allá de la palabra, yo buscaba esa verdad. Creo que hay una parte en Hojas de hierba cuando Whitman dice “nos han engañado durante mucho tiempo. Pero ahora somos dos dentro de la manada, somos dos peces nadando en el mar”, y comienza a explicar una especie de panteísmo. Lo mismo hace Sologuren, leyéndolo encuentras esa unidad y creo que él tiene mucha influencia de pensamiento oriental que también tiene este panteísmo filosófico. Y es lo que intuitivamente he buscado durante toda mi vida, ahora yo lo sé. Diego, ¿qué puede comunicar un poema?, ¿cuáles son los límites de lo que se puede comunicar poéticamente? Hay una imagen de Sologuren: “pena con que hiere una imagen a su espejo”. Es un verso. Yo no sé qué quiso decir Sologuren pero siento la imagen, una verdad brutal, lo veo y es verdad. Eugenio Montejo tiene un verso: “Se duermen los amantes y atrás el mar”. Nada más, te dice cosas así. Basho...

Read More
(Video) Imperdible: García Márquez entrevista a Pablo Neruda
Ago06

(Video) Imperdible: García Márquez entrevista a Pablo Neruda

Gabriel García Márquez entrevista a Pablo Neruda from FNPI on Vimeo. De igual a igual. En un video inédito, publicado recientemente por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, se ve cómo Gabriel García Márquez sostiene una entrevista con el poeta chileno Pablo Neruda, en donde hablan de poesía, novela, periodismo y de la misma realidad. En una parte de la conversación, Gabo le dice a Neruda que él será el próximo Nobel de Sudamérica porque “como van las cosas y con todo lo que andas diciendo de mí, estás influyendo demasiado sospechosamente sobre la academia sueca”. Ante ello, Neruda le responde: “Sospechosamente para nadie y para mí tampoco porque te merecerías todo por tu gran...

Read More